RIQUEZA CULTURAL

El periodista y escritor Arturo Pérez-Reverte expresó hace un tiempo su desacuerdo con la percepción generalizada entre la gente este país de que el pueblo español sufre por culpa de sus gobernantes y si tuviéramos otros políticos nos iría mejor. Cómo no, este miembro de la Real Academia Española pone con su conocida mala leche el dedo en la llaga, pues si algo no se sabe que duele es probable que nunca se cure. El novelista autor de la saga del capitán Alatriste  manifiesta que “Si la gente es inculta es porque quiere serlo […] la cultura es una opción […] los españoles tiene una grave responsabilidad de que todos estos canallas nos lleven de un lado para otro“.

Como bien apuntó el novelista en la misma ocasión, la cultura se busca y se obtiene por diferentes caminos, todos ellos al alcance de cualquier ciudadano. Hoy en día los españoles tenemos una educación obligatoria de calidad, libros por precios asequibles y bibliotecas públicas suficientes, banda ancha de Internet, cadenas de televisión con programas educativos, prensa escrita con magníficos profesionales y así un largo etcétera de formas de adquirir cultura con mayúsculas de forma asequible. Sin embargo el alelamiento general de la población y su renuencia a formarse y a acercarse a la cultura sigue siendo un mal endémico y estructural de este país. Si no nos formamos ni nos interesamos por el conocimiento, ¿Cómo vamos a tener políticos que no nos engañen, nos mientan, nos malversen los caudales públicos y encima no se vayan de rositas a sus bonitas casas?.

Cuando la gente es inculta y poco formada es más fácil de manipular y más vulnerable a ser manejada al antojo de cualquiera. La población es objeto de una sutil inoculación de valores y principios como la juventud eterna, el hedonismo descerebrado, las modas pasajeras y absurdas, el egocentrismo, que la personalidad se forma gracias a lo que compras, es mejor el que más dinero tiene no el que más conocimientos o capacidades demuestra, etc,…Es entonces cuando comenzamos a ser dirigidos para comprar compulsivamente productos que nos hagan sentirnos integrados en la sociedad, votar a partidos “títeres” del poder económico, apoyar guerras económicas donde luchen los pobres para que se beneficien los ricos y que nos importe un carajo que disminuyan las oportunidades de la población al acceso de la educación profesional y académica o de la adquisición de cultura de calidad.

Buscar el conocimiento en cualquier faceta de nuestra vida, tanto profesional como en lo personal, nos conduce a formarnos una conciencia que no es otra cosa que  un “darnos cuenta” de las situaciones que nos rodean, que al expresarse en forma de juicio crítico nos desliga y nos permite escapar de los condicionamientos externos que nos esclavizan y nos impiden desarrollarnos como nosotros queramos. Cuando rompemos nuestras ataduras emocionales aumentamos nuestra autoestima y ganamos fuerzas para actuar con Libertad, somos libres para seguir buscando aquello que realmente nos realiza y que nos permite sentirnos  plenos y felices.

IMG_20150522_212519

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s