KOREAN JOB

 

La noticia muestra a unos hombres vestidos con túnicas blancas en una anodina oficina con grandes ventanales. Los hombres, empleados de una empresa de Corea del Sur, se encuentran cada uno frente a un ataúd de madera de pino. Sujetan una fotografía suya y una carta dirigida a su familiares. Sus rostros muestran dolor, tristeza y desesperanza. Un hombre vestido de negro pasea entre los trabajadores y entonces éstos se introducen en los ataúdes, representa al ángel de la muerte que viene a por ellos.

No hace mucho cerca de Seúl, cuatro alumnos y un profesor del prestigioso Instituto de Ciencia y Tecnología avanzada se quitaban la vida en un suicidio colectivo. Uno de aquellos estudiantes dejo escrito lo siguiente: “Día tras día somos acorralados en una competencia implacable que nos ahoga y sofoca”

Y es que ambas noticias enlazan con una estadística abominable, en un mismo año han habido  hasta  146 suicidios de estudiantes  en Seúl, tres de ellos de primaria. Existe pues una enorme presión sobre los Coreanos del Sur ya desde la infancia por lograr el éxito laboral y profesional.  Es más, el concepto de triunfador con todos sus clichés y sus artefactos ya están integrados en la sociedad coreana de forma intensa y profunda. Un ejemplo es el hecho de que el color de los coches debe marcar el estatus social, los jefes llevan el coche de color negro, los jefes intermedios deben de ser de  color gris y los empleados de color blanco.

La sociedad coreana es una de las más avanzadas del mundo tanto en educación, como en industrialización y calidad de Vida. Las estrecheces de los años cincuenta y sesenta han dejado paso a una sociedad avanzada y altamente competitiva. Los nuevos valores de la sociedad coreana  son el éxito, el dinero, la posición social y la imagen física. Fuera de estos valores ya no hay nada que importe. Ni la familia, ni la salud, ni la creatividad, ni tampoco el respeto mutuo, la confianza en los demás, el aprendizaje desinteresado, la solidaridad, etc,…los habitantes de Corea del Sur se enfrentan cada día a la búsqueda obsesiva e irreflexiva del estatus social, anteponiendo a ésto todo lo demás, olvidándose de todo aquello que realmente les importa o importaba.

Para entender la Corea del Sur actual tal vez deberíamos indagar un poco en su historia. La península de Corea fue gobernada de principio a fin desde aproximadamente el año 1388, cuando cayó el imperio mongol, hasta la dominación japonesa de 1910, por la dinastía Joseon. Ésta dinastía se mantuvo ininterrumpidamente durante 520 años, lo que unido a un fuerte aislacionismo contribuyó a que Corea fuera conocida durante el siglo XIX con el sobrenombre de el “Gran Ermitaño”. Durante el gobierno de la dinastía Joseon se instauró el confucionismo en todos los ámbitos de la Vida, desde la vida pública o militar hasta la vida privada. La característica más importante de ésta sociedad era su fuerte jerarquización, por la cual la sociedad estaba fuertemente dividida en estamentos. El Rey ocupaba el peldaño más alto en la escala de poder, inmediatamente después venían los aristócratas del Yangban, quienes ocupaban el gobierno, luego se posicionaban el resto de los nobles, el pueblo y los esclavos. Tras la segunda guerra mundial todo cambió, y dos bloques marcadamente antiaristocráticos cómo eran los norteamericanos capitalistas dirigidos por líderes hechos a si mismos (en teoría claro), y los soviéticos anticapitalistas y su gobierno  liderado por hombres del pueblo sin ninguna diferencia de clase social (en teoría claro), lucharon entre sí tras expulsar a los japoneses, por el control de ésta península asiática. Tras varios conflictos que se prolongaron hasta 1953 y al no haber un ganador claro, se la repartieron en dos, el norte para los comunistas y el sur para los capitalistas. Sirva de apunte que todavía hoy en día ambas Coreas siguen en guerra desde aquel lejano año de 1953,  pues no se ha firmado tratado de paz alguno.

Así pues la idea de la jerarquización y la obediencia debida de las clases bajas a las altas, de los hijos a los padres y de los pobres a los ricos, está fuertemente marcada en el sentir de los Coreanos. La implantación del  capitalismo en el Sur junto a  la idea de que el esfuerzo en los estudios, en el trabajo y en la vida en general lleva irremediablemente al éxito y al estatus, es un mantra que los jóvenes coreanos de clase baja y media llevan hasta el extremo, para luego darse cuenta que cuando ya lo han logrado todo en sus vidas académicas, les falta lo más importante, el trabajo que les impulse a ese codiciado estatus social. Me explico, los coreanos se sienten encasillados hoy en día si no han logrado el tan anhelado éxito en la vida junto a su correspondiente estatus. Éste encasillamiento empieza durante los estudios de primaria, secundaria y universitarios, donde deben alcanzar la excelencia académica para lograr ingresar en el SKY (siglas pertenecientes a las tres universidades de más prestigio en Corea. Seoul, Korean y Yonsei). Por supuesto y tras terminar brillantemente sus estudios deben ingresar en una de las grandes corporaciones Coreanas cómo LG, Samsung, Hyundai, Daewoo, Kia o Lotte. Ahora bien, ingresar en una de estas grandes compañías supone pasar una entrevista de trabajo, y por supuesto no todos la superan. Para los que no superan la decisiva prueba de la entrevista tras años de duro esfuerzo y estudio, les queda el consuelo de trabajar en una ocupación para la que están sobradamente preparados y no les llena en absoluto, o bien tomar el camino del autoempleo como autónomos y montar sus propios negocios, para los que muchos de ellos nunca se han formado y que les obliga a endeudarse de por vida, o bien opositar a funcionarios, aunque aquí tampoco hay muchas oportunidades pues hay pocas plazas ofertadas por el estado. Cómo opción final queda la inmigración a otros lugares en busca del dorado del estatus y el éxito, de esto los españoles sabemos mucho por cierto. Entre todo ello el desempleo nunca es una opción, sin embargo el número de jóvenes desempleados en Corea del sur, que es aún bajo por cierto, está aumentando. También está aumentando el número de ancianos que recogen cartón o papel en las basuras pues no tienen suficiente dinero con sus pensiones actuales tras trabajar durante los  duros años de la posguerra.

El estancamiento social que vive Corea ha llevado a que sea un país con una tasa de suicidios, tanto de jóvenes como de adultos y ancianos elevadísima. Insoportablemente elevada para cualquier persona con un mínimo de interés por otros seres humanos. En Corea hay élites que heredan el poder de sus padres y abuelos, van a universidades de prestigio a golpe de talonario y viven el lujo y el exceso ajeno al sufrimiento de la población. Éstas clases heredan el éxito, la marca del éxito y el dinero suficiente para donarlo a sus futuras generaciones. En el país hay cientos de miles de jóvenes que saben que pese a su enorme bagaje estudiantil y académico nunca podrán aspirar a tener una pareja, una familia, un buen trabajo o simplemente una vivienda. Del ocio ya ni hablamos. Así pues podemos entender ahora como la enorme frustración y desesperanza que arrastran los coreanos obligan a las empresas a meterlos en cajas de pino para que “valoren la vida“, pero ¿Es ese el camino correcto?, ¿Es la manera de hacer que los coreanos vuelvan a ser ellos mismos?, para mi el principal problema es que han perdido el Dominio de sus Vidas , pero ¿por qué?:

1.- Los Coreanos han implantado en sus mentes valores personales ligados al dinero, al poder y a la imagen física pero se han olvidado de quienes son y que cosas les importan, los padres se han preocupado de enseñarles a sus hijos cómo deben de ser y que valores deben aprender sin preocuparse del Cómo son sus hijos y cuales son sus valores.

2.- Tras perder sus valores los coreanos han perdido el autocontrol, para empezar se encuentran presos de unas obligaciones y de unas carencias, muchas de ellas heredadas de sus familiares, que les obligan a superar enormes expectativas. Son Dependientes de los valores de otros en vez de ser Independientes y buscar todo aquello que realmente les autorealiza.

3.- Al perder el dominio de sus vidas ya no piensan de manera Centrada, por mucho que hayan obtenido y que puedan obtener en el futuro, nunca será suficiente, están totalmente descentrados y obsesionados irracionalmente con todo aquello de lo que carecen.

4.- De la autoestima ya ni hablamos, incapaces de cumplir las expectativas de la sociedad, se creen completamente culpables de su desgracia y de su incapacidad para ser lo que deberían de ser de acuerdo a aquello que sus padres, los profesores y los demás les han impuesto.

5.- Por último y pese a que han estado formados y entrenados desde jóvenes para obligarse y hacerse fuertes ante la adversidad en busca del éxito, los coreanos se sientes débiles ante los retos que deben de cumplir e incapaces de superar sus miedos, así que al final,  terminan obligados por sus propios jefes a meterse en una caja de pino y valorar  todas las cosas a las que han renunciado por trabajar en una empresa de mierda como aquella.

 

Anuncios

4 comentarios en “KOREAN JOB

  1. Maravillosamente explicado en detalle. A fin de cuentas lo que les pasa a los surcoreanos es lo mismo que le pasaría a cualquiera cuya vida hubiera sido orientada a conseguir un único objetivo: que si ve esfumarse ese objetivo su vida deja de tener sentido, buscar otro camino por el que continuar se vuelve casi imposible y es visto como una tortura y un fracaso.
    China va por el mismo camino y quizá en no demasiado tiempo este artículo pueda aplicársele casi palabra por palabra.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias Fernando Zabaleta. Estoy completamente de acuerdo contigo. Como bien dices la sociedad china va por el mismo camino. Enhorabuena por tu blog El Salón Áureo. Un saludo y hasta pronto compañero blogger.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s